Edificios / Cuerpos


Couchair | 1989

Un anuncio del banco J. P. Morgan en 1988 mostraba un cliente rico, hombre, sentado al lado de una atenta bancaria, mujer, con un cojín separando los cuerpos. Esta barrera decorosa, puesta para evitar una proximidad demasiado íntima, ilustra algo de la incomodidad que acompañó la llegada de las mujeres a puestos directivos. “Couchair” (Sofá-Silla) y “Couchtable” (Sofá-Mesa) son muebles híbridos que permiten que cada usuario ocupe su espacio personal (como en una silla) mientras pueden sentarse lado a lado para consultar documentos. Los muebles fueron pensados para las dimensiones típicas de las oficinas contemporáneas de 1,5 x 1,5 metros, demasiado estrechas para trabajar alrededor de una mesa. Este proyecto fue parte de una serie no realizada de “Asientos Blandos” desarrollada por Herman Miller.

LA SEMILLA
17.02.2019